«No existe una casa tan mala que no pueda convertirse en algo que merezca la pena».

Elsie de Wolfe.