Estrategia para generar un render arquitectónico.

El proceso para la elaboración de un render arquitectónico implica una serie de pasos que muchas veces son desconocidos por parte del cliente quien apuesta por ver representado su proyecto de una forma especial, expectante en generar el mejor impacto a nivel de ventas inmobiliarias, lo que hace que se piense de manera incorrecta que el valor de cada imagen se genere a partir de procesos “sencillos” haciendo que el presupuesto del proyecto se limite a este ítem tan esencial a la hora de calcular los costos de inversión del mismo.

Si bien hoy en día el avance tecnológico permite que estos procesos sean un poco más eficientes, la carga del componente profesional es muy importante en la concepción y elaboración de proyectos virtuales, cuya experiencia y talento reflejan de manera relevante la calidad con la que una imagen puede salir al mercado, y en nuestro caso, expresando de forma fotorrealista las ideas de cada propuesta que llega al despacho.

En ROJHO realizamos un proceso ágil y eficaz para el desarrollo de proyectos de visualización Arquitectónica, involucrando las áreas administrativa y técnica que, de la mano logran facilitar cada una de nuestras entregas.

  • COTIZACIÓN:

Para generar un presupuesto lo más ajustado a las necesidades del cliente, requerimos la información relevante que identifica el desarrollo del proyecto, pueden ser planos, modelos 3D, cantidad y/o tipos de imágenes a realizar, plazos de entrega, entre otras. Esto nos lleva a proponer un valor y unos tiempos iniciales de operación so previa aprobación por parte del cliente.

  • APROBACIÓN

Se acepta el valor y los tiempos de la cotización y se cancelan los porcentajes iniciales acordados para empezar la ejecución del proyecto.

  • EJECUCION

Desarrollo del proyecto. Implica las siguientes etapas:

  1. PRELIMINARES: Suministro y análisis de información del proyecto. En este momento se relacionan las especificaciones, orientaciones visuales, morfología, planimetría, volumetría y materialidad de todo lo que conlleva a facilitar la comprensión del trabajo a realizar.
  1. MODELACIÓN: Con la documentación allegada, se inicia el proceso de levantamiento 2d y 3d por parte del equipo. Es parte fundamental del proceso, cuidamos mucho de su desarrollo, pues nos implica obtener el mejor rendimiento en los procesos de renderizado, y así mismo la mejor calidad en los entregables.
  1. DEFINICIÓN DE VISTAS: Paralelamente con el proceso de modelación, se estructura la narrativa que conlleva el proyecto, definiendo las cámaras y/o recorridos necesarios. En esta etapa, se realizan vistas previas con marcas de agua para ir observando el proceso y la correcta identificación de los espacios.
  1. ILUMINACIÓN Y MATERIALES: Creación de ambientes conforme con los referentes y/o las especificaciones de materiales señalados junto con la iluminación y los objetos que requiere cada escena. Las referencias de materiales e iluminación para los acabados de cada imagen deberán ser allegadas por parte del cliente, siendo lo suficientemente precisas de modo tal que queden claras todas las características del espacio, (color, brillo, transparencia, hora del día, tipos de luz, entornos inmediatos, tipos de cielos, edificaciones colindantes, etc.) con anterioridad al inicio del trabajo, en caso contrario, prescindimos de las observaciones ante una libre interpretación de estos.
  1. IMÁGENES PREVIAS: En este momento, y una vez aplicados los materiales e iluminación definidos, se envían las imágenes acordadas en baja resolución para su aprobación. Esto conlleva a revisar, analizar y tomar las decisiones finales en cuanto a los comentarios y/o sugerencias de cambios por parte del cliente para ir a la siguiente fase.
  1. APROBACIÓN: Aprobada la vista previa de cada imagen, se procede a renderizar en los formatos establecidos, cada una de ellas en alta calidad. Este proceso involucra ajustes necesarios de postproducción, cada uno llevado a sumo cuidado como retoques específicos, adecuación de efectos especiales, entre otros, que harán destacar el producto final.
  1. ENTREGABLES: En este momento se organiza la información aprobada para la entrega del trabajo cotizado. Si se produjeran modificaciones, imprevistos o adecuaciones ajenas al equipo luego de la aprobación final, éstas tendrían un costo adicional y se computará como trabajo adicional a cerrarse en el momento de la entrega, y el plazo de entrega comenzará a regir desde el momento de la última modificación.

Durante el desarrollo del proyecto se podrá realizar en dos ocasiones, cambios que no impliquen alteraciones importantes en las etapas 2, 3, 4 y 5 para ajustar el proyecto a las necesidades del cliente. Si llegasen a surgir más modificaciones en cualquiera de las etapas, tendrán un incremento adicional previo de un presupuesto anexo.

Es muy importante señalar que, una vez superada cada etapa, no se podrán realizar cambios sobre la anterior, es decir, una vez aprobada la modelación, y estando en la etapa de materiales, no se realizarán cambios sobre esa etapa con el presupuesto aprobado. En caso de haber modificaciones a lo acordado, se realizará un presupuesto adicional que implica valores agregados al proyecto.

  • FACTURACIÓN:

 Una vez que los entregables ya han sido organizados para entrega, y luego de recibir los soportes de los porcentajes finales de pago acordado, se envían las imágenes y/o los productos finales sin marcas de agua a los correos señalados por el cliente.