ECOURBANISMO, CONSTRUCCIÓN Y DESARROLLO SOSTENIBLE

Si bien es cierto que el sector de la construcción es uno de los principales autores del aprovechamiento de los recursos naturales y consumidor de materias primas, es el encargado de mejorar las condiciones de vida de las personas. Por ello, la búsqueda de estrategias para mitigar futuros impactos en el medio ambiente se proyecta cada vez más, no solo a nuevas edificaciones, sino también a construcciones y patrimonio existentes.

De esta manera generamos una propuesta sostenible, logrando “la actuación oportuna en el tiempo a fin de facilitar medidas capaces de prevenir los problemas”[1] , que por cierto ya no son tan futuros.

Por tanto, los conocidos pilares de la arquitectura sostenible[2] (optimización de recursos y materiales, disminución del consumo energético y fomento de energías renovables, disminución de residuos y emisiones, reducción del mantenimiento, explotación y uso de edificios, aumento en la calidad de vida de los ocupantes) son parte fundamental en el diseño y proyección de las construcciones, contribuyen a la intención de preservar el deterioro ambiental.

Sin embargo, si la importancia de la arquitectura sostenible tiene un lugar significativo en el pensamiento global, el desarrollo sostenible no es un tema con menos valor, éste involucra elementos relacionados a la calidad de vida o bienestar de la población[3]; tema con gran relevancia a nivel local, el desplazamiento de la población hacia las zonas urbanas y los asentamientos ilegales, son problemáticas que logran de cierta manera un impacto y desequilibrio a la planificación de las ciudades.

Para nuestro caso, existen diferentes organizaciones a cargo de atender y optimizar el entorno urbano, y es notorio el trabajo que realizan por mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Creo que la investigación para  ese desarrollo de la ciudad,  ya está siendo ejecutada con planteamientos sostenibles, los problemas prioritarios que enuncia Domingo Acosta[4] están siendo atendidos por estas entidades.

Temas como el  de vivienda y hábitat, recuperación del patrimonio construido y la legalización de asentamientos vulnerables, se enfocan y contribuyen a cambios a nivel social, cultural y  económico; y aunque queda mucho por hacer, es notable la intención por un desarrollo sostenible.

Esas proyecciones amables hacia el medio ambiente, junto a una planificación urbana que reflexiona acera de temas de gestión ambiental y participación ciudadana, proyectan un Urbanismo Ecológico ó  Ecourbanismo.

Este tema implica un criterio cultural muy serio, la disposición a reflexionar y proyectar una  ciudad más ecológica nos compromete a todos.

Las tres opciones indicadas en la revista internacional de sostenibilidad, tecnología y humanismo por Fernando Gaja[5] en vía al Ecourbanismo, apuntan a un “crecimiento inteligente” con cara a la recuperación del patrimonio existente, un “nuevo urbanismo” invitando a caminar, aprovechar mejor el tiempo, conectar ciudad, zonificar zonas tanto funcional como socialmente, mejor transporte ó el incremento de la calidad del espacio público, y unas “ecoaldeas” ó “ecocomunidades” donde las acciones colectivas integren la comunidad en un espacio amable que respeta el entorno natural.

Estas Ecoaldeas proponen generar un estado “ideal” en cuanto al tema de habitar, de convivir con la naturaleza, y aunque en la actualidad evidenciamos notables ejemplos como Matavenero en España que, “aislados” de la tecnología experimentan una convivencia diferente de vida de la cual creo que muchos no nos acostumbraríamos tan fácil.

Proyectos como Lakabe en España, que llevan ya 25 años estructurando esa vida comunitaria, ó Tamera en Portugal, con más de 30 años  impartiendo educación a jóvenes interesados por divulgar el tema social y humano, ó Valle de Sensaciones en España,  son propuestas que nos invitan a un cambio en nuestras vidas, donde temas netamente ecológicos y  sostenibles forman parte de estrategias que deben ser atendidas por las zonas de mayor población humana, como lo son las ciudades,  donde se  desarrollan grandes conflictos de toda índole.

Es así que problemas como el crecimiento de población en zonas urbanas, a medida que pasan los años, se torna difícil de controlar, la proporción de generar vivienda y/o espacios urbanizables en nuestra ciudad aumenta de manera significativa, esto crea una apropiación, en muchos casos ilegal, sobre la periferia de la misma.

Sin embargo, las autoridades competentes ya fortalecen la protección contra la biodiversidad encontrada al interior de la zona urbana y su periferia. Esto es de gran avance para la afectación que puede provocar el control desmesurado de su crecimiento, los bordes de la cuidad son amenazados con esa prolongación de  tejidos residenciales no planificados.

De cualquier modo, aunque suene difícil generar un cambio en el sistema económico con los actuales valores sociales, pues el dinero es la base (por ahora) del beneficio sobre la riqueza natural, lograr un cambio en la formalización cultural y entender la dependencia que tenemos del planeta, es tarea que implica comportarnos de manera más amigable con él mismo.

De esta forma vemos diferentes términos relacionados con construir y vivir con respeto ambiental, éstos nos invitan a ser consientes del compromiso que tenemos con el planeta, pues por éste existimos,  y de seguir derrochando los recursos que nos brinda, estaremos agotando lo que él es capaz de brindarnos.

Todos estos acuerdos y protocolos que involucran y promueven las  reglas de juego para estos nuevos o restaurados proyectos urbanos y/o  locales son vitales para  este propósito sostenible, pero creo el compromiso gubernamental debe responder a estas intenciones para que todo este esfuerzo por mejorar la calidad de vida no quede “flotando” y solo sea un mecanismo más para el aprovechamiento y beneficio económico que envuelve cada país.

[1] Arquitectura y Construcción sostenibles: conceptos, problemas y estrategias. Domingo Acosta. P 15[2] Análisis de proyectos de arquitectura sostenible / Luis de Garrido / P 28.[3] Arquitectura y Construcción sostenibles: conceptos, problemas y estrategias. Domingo Acosta. P 18[4] Arquitectura y Construcción sostenibles: conceptos, problemas y estrategias. Domingo Acosta. P 19 [5] Revista Internacional de Sostenibilidad, Tecnología y Humanismo/ 2008 / N. 3/ P 115

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: